Querido Padre Ángelo,

con la esperanza de recibir pronto una respuesta suya, le escribo para pedirle que resuelva un “dilema” que tengo. El Papa es en caunto Obispo de Roma y por el hecho de ser Sucesor de Pedro deriva su dignidad de Vicario de Cristo en la tierra.

Ahora me pregunto, siendo así, cómo se puede explicar que, por ejemplo, el Papa Adriano V, que murió después de poco más de un mes de pontificado sin haber sido consagrado obispo, fuera a todos los efectos Papa de la Iglesia, aunque por muy poco tiempo.

Gracias.


Querido,

1. Hay que tener en cuenta que, en esa época, estamos en la segunda mitad del siglo XIII, la sacra mentalidad del episcopado todavía no había sido definida. El Sacramento del Orden se había dividido en dos tipos. Había tres órdenes principales: el presbiterio, el diaconado y el subdiaconado. Había cuatro órdenes menores: el ostiario, el acólito, el lector y el exorcista. Sólo con el Concilio Vaticano II se definieron las órdenes sagradas en los grados de episcopado, presbiterado y diaconado. Antes el episcopado no era considerado un sacramento, sino un sacramental.

2. Además, en la Iglesia primitiva el episcopado y el presbiterado parecían ser equivalentes. De modo que, como señalaba un teólogo de la primera mitad del siglo pasado, “no es fácil demostrar que en la ordenación conferida a Timoteo y mencionada por San Pablo deba reconocerse una ordenación específicamente episcopal distinta de una ordenación sacerdotal anterior; ahora bien, si esto fuera evidente, como se afirma, ¿por qué tantos teólogos católicos, de los que algunos como Santo Tomás de Aquino son autoridad, hubieran podido negar la sacramentalidad del episcopado, o todavía hoy ponerla en duda?”. (Gutberlet, Dogmatik, X, p. 265).

3. Todos, incluso en el pasado, estuvieron de acuerdo en considerar la excelencia del episcopado, pero se sería tratado de una excelencia de dignidad, de gobierno pastoral en el cuidado de las almas, Santo Tomás dijo que el episcopado confiere un poder indeleble, pero no el carácter. Hoy en día, por otro lado, se cree que el episcopado confiere carácter. Santo Tomás también dijo que el obispo puede hacer más plenamente todo lo que hace un sacerdote “parroquial” ordinario (IV Sentencias, d. 17, q. 3, a. 3, q. 5).

4. Por lo tanto, al ser elegido como Papa, se le dio a un sacerdote un mayor poder y también una mayor gracia. Este poder y esta gracia provenían de la elección y no de la consagración episcopal, que era considerada un sacramental, pero no un sacramento.

5. Adriano V, aunque fue Papa por sólo un mes, fue por lo tanto verdadero Papa. Fue elegido obispo de Roma. Pero antes de su ordenación ya era Papa porque la ordenación episcopal era considerada sólo un sacramental.

Te deseo lo mejor, te recuerdo al Señor y te bendigo.

Padre Ángelo

Questo articolo è disponibile anche in: Italiano Español Francés Alemán Portugués