Questo articolo è disponibile anche in: Italiano Español Francés Portugués

Hola Padre Ángelo,
¿Qué significa la frase de Jesús en el Evangelio de que “el Padre ha revelado las cosas a los pequeños y las ha ocultado a los sabios e inteligentes”?¿puede atribuirse la causa de la pobreza en África a la maldición de Noé sobre Cam?
Saludos cordiales.
Silvio


Querido Silvio,
1. El texto que me has citado se encuentra en Lc 10,21 y dice: “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños.”.
2. Según la interpretación común entre los Santos Padres, los sabios a los cuales se ocultan los misterios son los Escribas y Fariseos que en los tiempos de Jesús eran considerados los Maestros de la Ley, los sabios. Los “sabios” de la anterior traducción tomada del latín se llamaban “prudentes”. Bueno, esta gente culta o prudente son sus discípulos.
A estas dos categorías el Señor se dirigirá de manera muy cercana en la víspera de su pasión y muerte: “¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que cierran a los hombres el Reino de los Cielos! (Mt 23,13).
3. El Señor, en cambio, llama “pequeños” a sus discípulos, a los que había elegido no entre los maestros de la Ley sino entre la gente común ya que eran en su mayoría pescadores. Por eso el Señor da gracias porque manifestó el misterio de su venida a los Apóstoles como a pequeños, misterio que en cambio permanece oculto a los Escribas y Fariseos, que se creían sabios, y a sus discípulos.
4. Hay una cierta ironía en las palabras del Señor, porque aquellos que se consideran sabios y eruditos en realidad no saben nada. Se creen muy sabios, pero no lo son.
5. El Señor los compara con aquellos a los que llama pequeños, humildes. Y aquí se cumple lo que la Sagrada Escritura dice varias veces: “Dios resiste a los soberbios, pero a los humildes les da su gracia” (Stg 4,6).
6. Hoy se repite lo mismo. Los misterios del Reino de Dios están ocultos a muchos que se consideran sabios y a sus propios discípulos que se sienten tan afortunados de tener estos maestros. Y una viejecita cristiana sabe más que ellos.
Podemos muy bien aplicarles las palabras de Santo Tomás: “Ninguno de los antiguos filósofos antes de Cristo pudo saber tanto sobre Dios y las cosas necesarias para la vida eterna con todos sus esfuerzos como una viejecita cristiana sabe por su fe” (In Symb. Expos., prol.).
7. En cuanto a la última pregunta, hay que decir que hay una maldición de Noé sobre su hijo menor, Cam. Aquí está el texto: ” Cam, el padre de Canaán, al ver a su padre desnudo, fue a contárselo a sus hermanos, que estaban afuera. Entonces Sem y Jafet tomaron un manto, se lo pusieron los dos sobre la espalda y, caminando hacia atrás, cubrieron la desnudez de su padre. Como sus rostros miraban en sentido contrario, no vieron a su padre desnudo.

Cuando Noé despertó de su embriaguez y se enteró de lo que había hecho su hijo menor dijo: «¡Maldito sea Canaán! El será para sus hermanos el último de los esclavos».!” (Gen 9:22-25).
La Biblia de Jerusalén dice que esta maldición se cumpliría durante el reinado de Saúl y al principio del reinado de David, cuando los israelitas y los filisteos gobernaron sobre Canaán, el pueblo que vivía en Palestina antes de que los judíos llegaran de Egipto. Como puede ver, la pobreza de África no tiene nada que ver con ésto.
Te recuerdo al Señor y te bendigo.
Padre Ángelo