Padre Angeló,

Te deseo días felices, llenos de alegría. Quería pedirle esta información. Para salvarse de la perdición eterna, es decir, después de la muerte para estar con Dios en el cielo, para estar seguros….¿qué cosas debemos hacer de manera esencial? Sabemos que debemos hacer siempre el bien, para nosotros mismos y para Dios y nuestro prójimo, hermano o hermana, …… ¿qué cosas me puede indicar? ¿Puede darme indicaciones en su ilustre opinión? Algunos puntos firmes de cosas que hacer…….. gracias y deseando todo tipo de bien.

Añado por separado que el sitio es EXCELENTE.

Gracias.

Esteban


Querido Stefano,

1. en primer lugar, gracias por su apreciación de nuestro sitio. Aprovecho para decir que la feliz configuración de nuestro sitio y todo el trabajo editorial se debe a nuestro excelente webmaster Pasquale. Sin su trabajo, este sitio simplemente no existiría. ¡Que el Señor lo bendiga y lo conserve por mucho tiempo!

2. Pasando a tu pregunta: lo esencial en la vida cristiana no consiste en escapar de la perdición eterna, aunque este elemento también es indispensable, sino en ganar la vida eterna.

3. Ahora bien, la vida eterna no es tanto un lugar de felicidad, aunque esto también está presente y de una manera que supera nuestra mayor imaginación, sino que es una Persona: Dios. Y aún más precisamente es Jesucristo. La vida eterna es la comunión con Dios, con Jesucristo.

4. Es Jesús quien nos dijo: ” Esta es la Vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a tu Enviado, Jesucristo.” (Jn 17,3).

5. Como bien puedes entender, la vida eterna ya se vive aquí. Y se vive cuando poseemos a Dios en nuestro corazón por la gracia santificante. Cuando vivimos así, ya estamos salvados, aunque no de forma definitiva.

6. Más concretamente, tenemos la certeza de que vivimos la vida eterna en este lado y la continuamos también para la vida futura cuando vivimos lo que Jesús nos dijo en Jn 14,21: ” El que recibe mis mandamientos y los cumple, ese es el que me ama”. Y de nuevo lo que dijo en Jn 14,23: ” El que me ama será fiel a mi palabra, y mi Padre lo amará; iremos a él y habitaremos en él.”

7. Estos son los criterios:

– estar unidos al Señor por medio de la gracia santificante obedeciendo su palabra que nos dice que amemos a los demás como Él nos ama;

– en particular es necesario observar sus mandamientos, es decir, los diez mandamientos y también los preceptos que nos ha dado sobre los sacramentos;

– Por último, es necesario huir del pecado.

Te deseo todo el bien, te encomiendo al Señor y te bendigo.

Padre Angelo

Questo articolo è disponibile anche in: Italiano Español Alemán