Pregunta

Querido Padre Ángelo,

Me gustaría preguntarte cómo debe ser nuestra oración por el Papa y por la Iglesia. Me explico: estoy en un grupo de peticiones de oración en WhatsApp en el que se publicó este vídeo: (…).

Se desencadenó un gran descontento con la acusación de querer atacar al Santo Padre y algunos abandonaron el grupo.

Cuando me surge la duda de que “tengo que cuestionar” las enseñanzas y la labor del Santo Padre, tengo la tentación de rezar para que “se arrepienta”, pero así me doy cuenta de que lo estoy juzgando; sin embargo, debo reconocer que mi corazón está inquieto y me resulta difícil mantenerme en un genérico “guíalo, inspíralo”.

A veces (¡pocas veces, por desgracia!), acorto y rezo un Rosario por el Papa y la Iglesia, pero ¿cuál es la disposición de ánimo más fructífera y agradable a Dios?

Te doy las gracias y te recuerdo en mis oraciones


Respuesta del sacerdote

Querida,

1. la forma correcta de rezar por el Papa es rezar sin poner otra intención que la suya. Por esto, la fórmula más antigua vinculada también a las indulgencias es precisamente ésta: por las intenciones del Sumo Pontífice. Es decir que sea el Señor dirigirlo, guiarlo y protegerlo de todo mal. Como ves, todo está ahí en estas breves palabras.

2. Siempre es oportuno no añadir nada más, como: que se convierta, que se arrepienta, porque fácilmente, como tú misma observas, se cae en el juicio y así, más que merecer, se demerita.

3. Si quieres que te diga cómo rezo por el Papa aquí: hago como tú a veces y es que corto y rezo el Santo Rosario para que el Señor haga su voluntad. Así hago también por la Iglesia para la que, sin embargo, especifico de buen grado las distintas categorías de personas con algunas intenciones particulares.

4. Me gusta recordar lo que los dominicos hacían y en algunos lugares siguen haciendo cuando elevan sus oraciones (sufragios) a Dios por los vivos y los muertos. Entre los vivos siempre se menciona al Papa. Los que dirigen la oración dicen: Oremus pro Domino Papa (Recemos por el Papa). Y todos responden: “Dominus conservet eum, et vivifcet eum e beatum faciat eum in terra, et non tradat eum in aninam inimicorum eius” (Que el Señor lo conserve, le dé vida, lo serene en la tierra y no lo entregue en manos de sus enemigos).

Luego la guía continúa así: “Omnipotens sempiterne Deus, qui facis mirabilia magna solus, praetende super famulum tuum Papam nostrum N …. et super cunctas Congregationes illi commissas spiritum gratiae salutaris: et ut in veritate tibi complaceant, perpetuum eis rorem tuae benedictionis infonde“.

(Dios eterno y omnipotente, tú que eres el único que hace cosas maravillosas y grandes, haz descender sobre tu siervo y nuestro Papa N… y sobre todas las instituciones por él dirigidas el saludable espíritu de la gracia: y para que sean objeto de tu satisfacción, derrama sobre ellas el perenne rocío de tu bendición).

5. No estaría de más compartir en su grupo WhatsApp esta bellísima oración, que ahora transcribo íntegramente y sin interrupción:

Recemos por el Papa. Que el Señor lo conserve, le dé vida, lo haga sereno en la tierra y no lo entregue en manos de sus enemigos. Dios eterno y todopoderoso, tú que eres el único que hace cosas maravillosas y grandes, haz descender sobre tu siervo y nuestro Papa N… y sobre todas las instituciones por él dirigidas el saludable espíritu de la gracia: y para que sean objeto de tu satisfacción, derrama sobre ellos el eterno rocío de tu bendición. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Te agradezco las oraciones y las devuelvo con gusto.

Te deseo todo el bien y te bendigo.

Padre Ángelo

Questo articolo è disponibile anche in: Italiano Español