Questo articolo è disponibile anche in: Italiano Español

Consulta

Buenas noches, Padre Angelo

Le pido el favor de  explicarme algo.

¿Por qué si no he recibido el sacramento de la confirmación no puedo tomar la eucaristía?

¿Existe algún fundamento bíblico? A mí no me parece. Como ex evangélico ahora católico se me pasan las ganas de ir a la iglesia, esta semana por ejemplo no he ido excepto al catecismo, porqué me siento excluido. ¿Ha dicho Jesús que se necesita primero la confirmación para poder comer su carne?

Le concedo la palabra.

Buenas noches.


Respuesta del sacerdote

Estimado,

1. El sacramento de la confirmación de por si precede al sacramento de la Eucaristía por qué está particularmente conectado con el Bautismo. A continuación, el pasaje bíblico que lo confirma: “Los Apóstoles, que estaban en Jerusalén, al saber que Samaría había recibido la palabra de Dios, les enviaron a Pedro y Juan, llegaron y oraron por los samaritanos, para que recibiesen el Espíritu Santo, pues aún no había bajado sobre ninguno de ellos y solo habían recibido el bautismo en el nombre de Jesús, el Señor. Entonces les impusieron las manos y recibieron el Espíritu Santo.” (Hc 8, 11 – 17). 

2. Es el sacramento que viene dado para fortalecer (“recibirán la fuerza”, Hc 1,8) la vida cristiana y para dar testimonio. Antes de subir al cielo Jesús dijo: “Pero recibirán la fuerza del Espíritu Santo que vendrá sobre ustedes para que sean mis testigos en Jerusalén” (Hc 1,8).

3. La tradición de la iglesia ha siempre administrado este sacramento enseguida del Bautismo si los que lo reciben son adultos. De hecho hay una conexión particular como deja ver el papa San Melquiades “estos dos sacramentos” es decir el bautismo y la confirmación, “están tan unidos que fuera del peligro de la muerte nunca pueden separarse ni conferirse debidamente sino están juntos” (Ad Episcopos hispan. 2).

Por eso Santo Tomás agrega: “Los mismos tiempos son asignados al bautismo solemne y a la confirmación”.

Pero como la confirmación viene administrada solamente por los obispos que no siempre están presentes donde están los sacerdotes bautizando, ha sido necesario en las prácticas comunes que el sacramento de la confirmación fuese postergado para otros tiempos”. (Suma teológica, III, 72, 12, ad 1).

4. Por tanto cuando se administra el bautismo a un adulto, enseguida se le confiere el sacramento de la confirmación y sucesivamente en la misma celebración participa de la Eucaristía a través de la Santa comunión. 

5. Sin embargo como los primeros cristianos que habían recibido solo el bautismo de Jesús, en el intervalo, presuntamente se aproximaban a la Eucaristía y como además  los apóstoles hacían la fracción del pan, es decir celebraban la Eucaristía también en el periodo que va de la resurrección a la solemne efusión del Espíritu Santo en pentecostés, existen motivos para decir que se puede recibir la Santa comunión incluso antes de la confirmación.

Esto nos dice Santo Tomás: “El alimento (Eucaristía) precede al crecimiento (Confirmación) como causa, pero la sigue en cuanto que conserva al hombre en la perfección de su estatura y de su fuerza.

Por eso la Eucaristía puede anteponerse a la confirmación como hacía Dionigi y puede posponerse como hacía el maestro (de las sentencias)” (Suma teológica, III, 65, 2, ad 3).

6. En tu caso, procede según te indique el párroco. Llegarás a la primera comunión más preparado y fuerte.

Te deseo lo mejor, te encomiendo al señor y te bendigo.

Padre Angelo


Traducido por Laura Ustáriz