Questo articolo è disponibile anche in: Italiano Inglés Español Francés

Pregunta

Buenos días,

¿cómo es que a pesar de que el Señor Jesús, ordenó a su pueblo que hay que bautizarse sólo después de creer, ustedes los católicos bautizan a los niños? ¿No es esto una gran contradicción?

Saludos


Respuesta del sacerdote

Querido,

1. no sólo los católicos sino también los ortodoxos bautizan a los niños. Esto significa que la Tradición de la Iglesia dice que siempre se ha hecho así desde el principio. Hablando de Tradición, ¡a lo mejor sabes lo mucho que les importa a los ortodoxos!

2. Por tu parte, debería preguntarte cuáles son las razones que motivan a católicos y ortodoxos a bautizar a los niños. Y después de conocerlas, podrías contradecirlas. Así es como comienza un diálogo.

3. Esto es lo que piensan los católicos y los ortodoxos al respecto. Ciertamente, en la Sagrada Escritura no hay referencias explícitas al bautismo conferido a los niños. Pero no se puede excluir porque se nos dice que familias enteras recibieron el bautismo.

4. Algunos ejemplos. San Pablo escribe: » también he bautizado a la familia de Estéfanas, pero no recuerdo haber bautizado a nadie más.» (1 Cor 1,16). Presumiblemente, también había niños en la familia.

5. Del mismo modo, en los Hechos de los Apóstoles leemos que Lidia » Después de bautizarse, junto con su familia.» (Hechos 16:15). Lo mismo se dice del guardián de la cárcel donde estaba Pablo: » A esa misma hora de la noche, el carcelero los atendió y curó sus llagas. Inmediatamente después, fue bautizado junto con toda su familia.» (Hechos 16:33).

6. En cualquier caso, en estos textos no leemos lo contrario, es decir, que bautizaban a toda la familia excluyendo a los niños. Y esto es importante.

7. Pero también es especialmente importante lo que San Pablo recuerda en su carta a los Colosenses, es decir, que el bautismo sustituyó a la circuncisión: » En él fueron circuncidados, no por mano de hombre, sino por una circuncisión que los despoja del cuerpo carnal, la circuncisión de Cristo.» (Col 2,11). Ahora bien, la circuncisión se hacía específicamente a los niños, a los recién nacidos.

8. Probablemente también encontremos una alusión al bautismo de niños en estas palabras de San Pedro pronunciadas el día de Pentecostés: » Pedro les respondió: «Conviértanse y háganse bautizar en el nombre de Jesucristo para que les sean perdonados los pecados, y así recibirán el don del Espíritu Santo.

Porque la promesa ha sido hecha a ustedes y a sus hijos, y a todos aquellos que están lejos: a cuantos el Señor, nuestro Dios, quiera llamar» (Hechos 2:38-39).

9. También tenemos el testimonio de la tradición de los primeros siglos. Tertuliano, que es del siglo II, dice que incluso los niños eran bautizados (De baptismo, 18, 5; De anima, 39). Así también Orígenes en el siglo III (In Ioan.comment., I, 6, 9): 10. ¿Qué pasa con la necesidad de la fe antes del bautismo? Está claro que los niños no pueden expresarlo por sí mismos. Pero tampoco pueden expresar todas las demás necesidades por sí mismas. Los padres actúan como sus portavoces e intérpretes. Y los padres como hacen para sus necesidades naturales, también lo hacen para las sobrenaturales.

11. De ahí que los niños sean bautizados en la fe de sus padres. Así se entiende el mandato de Cristo: » El que crea y se bautice, se salvará. El que no crea, se condenará.» (Mc 16,16).

12. Así como también hay que entender bien las palabras en las que el Señor dice: «el que no crea será condenado». ¿Se atrevería a concluir que los niños que mueren sin bautismo y, por tanto, también sin fe, se condenan inexorablemente?

Como ves, las palabras de Jesús deben entenderse haciendo las debidas distinciones entre los que se negaron a creer, los que no recibieron el anuncio de la salvación y los que la recibieron a través de sus padres. Haciendo estas distinciones empiezas a ponerte en el camino de entender mejor las palabras del Señor, evitando ser malinterpretado.

Te deseo todo lo mejor y te encomiendo al Señor.

Padre Ángelo