Questo articolo è disponibile anche in: Español Italiano Inglés

Pregunta

Estimado Padre Angelo

Desearía saber si perseverando en la oración, insistiendo siempre, se encuentra a Dios ¿teniendo en cuenta que el Señor tiene sus tiempos adecuados y que, por tanto, hay que ponerse en posición de espera? Gracias por toda la aclaración que proporciona en esta columna.

Que el Señor la bendiga y le conserve una larga vida.


Respuesta del sacerdote 

Querido,
1. Santo Tomas dijo que «la oración insistente dirigida a los hombres nos pone molestos ante ellos, mientras que la oración insistente dirigida a Dios nos convierte en familiares y agradables para Él” (Compendio de Teologia, n. 548).
Por lo tanto, perseverar en la oración nos favorecerá.

2. En el salmo 81,11 Dios le dice a Israel al que también representa a cada uno de nosotros: “Abre tu boca, quiero llenarla”.
Traducido con otros términos, Dios dice: Pídeme grandes cosas, yo satisfaré ampliamente todos tus deseos y anhelos.

3. Sin embargo, antes había declarado: “Escucha, mi pueblo (…).
! Israel, si me escucharas!
No tengas dioses extranjeros; no adores a dioses extraños.

Yo soy el Señor, tu Dios, el que te sacó de la tierra de Egipto” (Sal 81,9-11).
Esto significa que Dios promete grandes recompensas a los que siguen siendo sus fieles aliados, escuchan su voz y cumplen su Ley.

4. Así que San Bernardo pudo escribir: “Los que aman de verdad a Dios le piden grandes cosas: Dios no rechaza nada a los ávidos.

Tal fue Moisés quien se atrevió a decirle a Dios: ‘Si he encontrado gracia en tus ojos ¡déjame ver tu gloria!’ (Ex 33,18).
Como Felipe, que pidió a Jesús que le mostrara al Padre (Jn 14,8). Estos hombres se atrevieron a pedir grandes cosas.” (En Cantar de los Cantares, Sermo 32, 8).

5. Así que la gran virtud de la oración persistente es exactamente lo que nos mantiene constantemente unidos y como fijos en Dios.

Esta es una gracia importante.

Y a veces es la gracia que el Señor quiere darnos mientras nos pone en la espera de su tiempo para concedernos lo que le hemos pedido.

Deseando que siempre estés así ante Dios, te aseguro mis oraciones y te bendigo.
Padre Angelo


11 abril 2019 | Un sacerdote responde – Teología moral – Moral religiosa

Traducido por SusannaF