Questo articolo è disponibile anche in: Italiano Español

Pregunta

Querido Padre Angelo,

Además del libro de la Sabiduría, ¿en qué otros libros de la Biblia se configura explícita o implícitamente la inmortalidad del alma?

¿Por qué sólo muy tarde (1513) la Iglesia, con el Concilio V de Letrán, ¿llegó a considerar la inmortalidad del alma como un dogma de fe?

Saludos cordiales.
Alessandro


Respuesta del sacerdote

Querido Alessandro,

1. todos los libros de la Biblia, de una manera u otra, hablan de la supervivencia del alma, que es lo mismo que su inmortalidad.

La Biblia es esencialmente la “Palabra de Vida Eterna“.

Basta con abrirlo y en todas partes se escucha un mensaje sobre la vida sin fin.

Es como si alguien te preguntara: ¿a qué hora del día brilla el sol? La respuesta es clara: desde el principio hasta el final.

2.Entonces me preguntas por qué solo desde el 1513 se consideró como dogma la inmortalidad del alma.

Hay que recordar que aquellas afirmaciones que han sido cuestionadas se han establecido como verdades de fe (dogmas).

Hay verdades básicas y evidentes que nunca se han establecido como dogma: por ejemplo, la existencia de Dios, de Jesucristo, de María…

Esto no significa que Dios no exista, que Jesucristo o María no hayan existido.

Para llegar a tu pregunta: en 1513 la Iglesia rechazó la enseñanza de Pietro Pomponazzi, quien, impregnado de averroísmo, sostenía que las almas eran mortales.

Esto no significa que antes hubiera dudas. Todo el mundo estaba convencido. Pero cuando Pomponazzi afirmó lo contrario, la Iglesia reaccionó fijando la doctrina.

Lo mismo ocurrió con la libertad del hombre. La Iglesia fijó como verdad de fe (1520) que el hombre es libre cuando Lutero afirmaba lo contrario. Afirmaba que tras el pecado original sólo quedaba el nombre de libertad. De hecho, el hombre siempre será esclavo de la lujuria.

Te saludo y te bendigo.

Padre Angelo


Traducido por SusannaF