Questo articolo è disponibile anche in: Español Italiano Inglés Francés Alemán Portugués Rumano

Queridos amigos,

1.  con ocasión de esta fiesta de la Natividad de María tengo la oportunidad de recordar que justamente hacen cuatro años, en esta misma fecha, nuestro sitio fue renovado, y dos años después, ampliado con las traducciones en varios idiomas.

La fecha fue intencionalmente elegida no solamente para que nuestra obra fuera bendecida y protegida por la Santa Virgen María, sino también para hacer algo para ella.

El beato Santiago de la Vorágine, dominico y después arzobispo de Génova, quedó asombrado por una expresión de la Sagrada Escritura que la Iglesia siempre aplicó a la Virgen: «Aquellos que me honran obtendrán la vida eterna». (qui elucidant me, vitam aeternam habebunt”. (Eclo 24, 31).

A partir de ello decidió que tenía que hacer algo en honor a la Virgen y escribió un tratado de teología: el Mariale.

2. La Natividad de María constituye para nosotros una hermosa ocasión para agradecer a todos los que colaboran para hacer que nuestro sitio funcione, y de manera especial a los traductores.

Asimismo nos motiva para que mutuamente nos animemos a seguir nuestra obra dedicándosela a María.

A todos los colaboradores y en particular a los traductores quisiera sugerir: digan a la Virgen que aquello que hacen lo hacen para ella, para honrarla y en la confianza de obtener lo que ha sido prometido: “Aquellos que me honran obtendrán la vida eterna”.

 Abrazo espiritualmete a cada uno de ustedes, los bendigo, los recuerdo en la oración y especialmente en la Santa Misa.

Padre Angelo